Ajoblanco malagueño o gazpacho blanco

Te puede interesar

Hoy os traigo de nuevo una receta muy típica de Málaga y además muy fresquita que el el ajoblanco malagueño o, como lo llaman en otros sititos, gazpacho blanco.

Ya empieza a llegar el calor y en esta época del año siempre apetece preparar recetas refrescantes que nos ayuden a combatirlo de una manera deliciosa.

El ajoblanco malagueño es una sopa fría hecha a base de ajo y almendras con un sabor único que seguro os va a encantar.

Así que ya sabéis, si vosotros queréis aprender a preparar este exquisito ajoblanco malagueño, poneos manos a la obra y seguid paso a paso esta receta.

Receta de ajoblanco malagueño y gazpacho blanco.


Ingredientes:

  • 150 gr de miga de pan duro
  • 200 gr de almendras crudas
  • 4 dientes de ajo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml de vinagre de jerez
  • 1 litro de agua
  • sal al gusto
  • unas cuantas uvas (opcional)

Tiempo de elaboración:

Preparación: 10 min
Refrigeración: 1 hora


Cómo hacer ajoblanco malagueño o gazpacho blanco.

En primer lugar, cogeremos los 150 gr de miga de pan duro y la pondremos en remojo.

Cuando compréis las almendras crudas os recomiendo que las compréis sin piel, pero si no las encontráis no pasa nada ya que podemos pelar las almendras con mucha facilidad.

Para ello pondremos un cazo con a agua a calentar a fuego alto, y cuando el agua esté hirviendo, escaldaremos las almendras durante tan solo 30 segundos.

Pasado ese tiempo, retiraremos el cazo del fuego, sacaremos las almendras del agua con ayuda de un colador y las pondremos un un cuando dejado que se enfríen.

Cuando las almendras se hayan enfriado un poco, podremos quitarles la piel con muchísima facilidad.

Empezamos a preparar el ajoblanco malagueño.

Ahora cogeremos 4 dientes de ajo, les quitaremos la piel y los echaremos en un vaso para batir junto con el pan mojado y las almendras sin piel.

Con ayuda de una batidora, trituraremos todo bien hasta crear una pasta.

A esa pasta, le agregaremos los 100 ml de aceite de oliva virgen extra y lo volveremos a batir todo hasta que el aceite quede completamente incorporado en la mezcla.

Después le agregaremos los 30 ml de vinagre de jerez y volveremos a batir una vez más.

Cuando el vinagre se haya integrado completamente, echaremos la pasta resultante en un bol de gran tamaño.

A esa pasta le agregaremos 1 litro de agua, pero lo haremos muy poco a poco mientras removemos sin parar, de esta forma la pasta quedará completamente diluida en el agua y no se formarán grumos.

Por último, le agregaremos sal al gusto y lo removeremos todo bien para que esta se disuelva en el ajoblanco.

Aunque podríamos tomarnos el ajoblanco tal cual, yo prefiero que esté muy frío, por lo que introduciremos el ajoblanco en un tupper y este a su vez en la nevera durante un mínimo de 1 hora.

Una vez frío el ajoblanco malagueño, toca servirlo.

El ajoblanco se puede tomar solo, si tenéis os recomiendo que peléis unas uvas y las coloquéis en un plato.

En ese mismo plato serviremos el ajoblanco y lo remataremos regándolo con unas gotitas de aceite de oliva por encima.

Y ya solo queda coger la cuchara y disfrutar de este delicioso y súper refrescante ajoblanco malagueño. 

Vídeo de ajoblanco malagueño

Espero que os haya gustado este ajoblanco malagueño y recordad que podéis encontrarme en YouTube a través del siguiente enlace: www.youtube.com/c/CocineroDiario

Un saludo y Bon Appetit ^_^

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas entradas

Recibe todas las novedades de Recetas del Cocinero

Las recibirás directamente en tu bandeja de entrada

Más recetas que te pueden gustar